Escrito por Tendenzias

Las Damas, su Historia (II)

Este articulo es continuación de: “Las Damas, su Historia

El filosofo árabe valenciano “Ibn Dihya”, quien lo registró en un manuscrito, el nombre de “Farisia”, que hacia referencia al Visir, que tenía su origen en el sánscrito, como Chaturanga, nombre dado al antiguo juego Hindú, considerado como el padre del Ajedrez.

Tiene una relación dentro de otra teoría con el juego del Backgammon, por las piezas que nacieron de un juego de tablas, pero ésta posible relación es un poco incierta o con poco asidero.

Así encontramos en los registro religiosos Catalanes del Medioevo, el nombre para este juego, como “marro de punta”, significando “Marro” el juego de tablero y “Punta” al movimiento diagonal.

Encontramos el primer libro del Juego de Damas, publicado por el 1547, en Valencia y escrito por Antonio Torquemada, quién le asigna dentro de otros nombres el Juego de las Damas, Marro de Punta o El Ingenio.

La Regla de captura que se establecería como adaptada para el año 1535, en Francia, quedando definida para siempre en el juego moderno.

Aún existe un debate latente o polémica que viene desde su comienzos, y es, quién legó el nombre a quien entre el Ajedrez y la Damas, en lo que respecta a si la pieza de Ajedrez le dio su nombre a la Dama o viceversa.

Fue en el siglo XVIII donde nacen las “Damas Internacionales”, las cuales eran jugadas sobre un tablero de 10 × 10, recibiendo el nombre de “Polacas”, para después renombrase como Damas Chinas, en el siglo XX, tomando así nombres de carácter exótico.

Imagen 12

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos